Lleva sistema DIF Río Bravo, alegría a niños de «Casa de la Esperanza»

Lleva sistema DIF Río Bravo, alegría a niños de «Casa de la Esperanza»

  • Blanca Leticia de León de Ulivarri y su esposo, el alcalde Lic. Carlos Rafael Ulivarri López, muestran calidad humana.
  • Maestras del CAIC, conviven junto a menores con pizza y pastel.

Por: JUVENTINO LOO

Cd. Río Bravo, Tam.- Entre risas de notable alegría y cánticos infantiles liberando endorfinas, 19 niños de diversas edades pasaron grandes momentos de solaz esparcimiento y diversión, la tarde de ayer jueves 13 de agosto 2020.

Para tal  efecto y enviadas por la Presidenta del Sistema DIF Río Bravo, Blanca Leticia de León de Ulivarri, alrededor de las 2 de la tarde, un grupo de maestras provenientes del Centro de Asistencia Infantil Comunitario (CAIC), arribaron repentinamente a la casa hogar denominada «Casa de la Esperanza»,  ubicada en las instalaciones de la Asociación «Manos Juntas» de la colonia «Estero».

Al llegar las maestras, empezó la algarabía en los niños al ver que les 

llevaban pizza y pensando que pronto degustarían cada uno de ellos, un pedazo de misma.

Pero eso no fue todo porque sorpresivamente y llevando un pastel en la diestra, llegó el Ing. Manuel Martinez Cano, Secretario de Desarrollo Económico en el municipio, en representación del alcalde Lic. Carlos Rafael Ulivarri López.

Los niños viendo el pastel, literalmente hablando, casi se les salían los ojos al pensar que iban a deleitarse con una rebanada de pastel.

Total, que todo fue de felicidad para los menores, una vez más porque ese tipo de alegrías periódicamente les ha estado llevando la Presidenta del DIF Municipal, Blanca Leticia de León de Ulivarri, siempre apoyada por su esposo, el alcalde Lic. Carlos Rafael Ulivarri López, como lo fue en esta ocasión.

Trasciende aparte, que el Ayuntamiento de Río Bravo, Tamaulipas, México, y el Sistema DIF Río  Bravo DIF, casi al principio del año pasado (2019) apoyaron incondicionalmente al Ing. Guillermo Berman, Director de la Asociación «Manos Juntas» en la tramites para la instalación de la » «Casa  de la Esperanza».

Lo que sucedía es que las autoridades correspondientes estaban tardando para dar el permiso correspondiente, pero ante la intervención de las autoridades municipales, se utilizaron los trámites y al final se logró establecer legalmente esa casa para beneficiar a los niños que por diversas causas se encuentran albergados en ese lugar.

Y mucho tuvo que ver para ello la calidad humana de Letty y Carlos, por lo que se constata el refran que reza así:

«Al lado de un gran hombre va una gran mujer» y, ambos, siempre ayudando a quien más lo necesita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: