Gobernador de Querétaro cesa a funcionario por video de supuestos sobornos

Gobernador de Querétaro cesa a funcionario por video de supuestos sobornos

  • Francisco Domínguez argumenta que busca el deslinde de responsabilidades sobre el material que estaría relacionado con el caso de Lozoya

Ciudad de México.- El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, cesó ayer del cargo a su secretario privado, Guillermo Gutiérrez Badillo, quien presuntamente aparece en un video donde se le observa recibiendo dinero por supuestos sobornos relacionados con el caso de Emilio Lozoya.

El mandatario queretano dijo que nunca tuvo conocimiento de los presuntos actos de corrupción de su colaborador.

«Como siempre, en apego a la ley, determiné el cese inmediato de Guillermo Gutiérrez Badillo para que contribuya al esclarecimiento y deslinde de responsabilidades del video difundido, ante la autoridad competente», indicó el gobernador vía Twitter.

Las autoridades federales o estatales puede investigar con independencia el hecho, y «además de separar del cargo a dicha persona se ha dado parte a la Contraloría del estado para que en su carácter de servidor público rinda cuentas de sus actos», expuso el mandatario de Querétaro.

Aseguró que nunca ha cometido un acto indebido, «por lo que reitero mi disposición para colaborar con las autoridades ante este y cualquier otro hecho».

«Con relación al video difundido el día de hoy [ayer] en redes sociales, en el que aparece un colaborador mío, aclaro que nunca tuve conocimiento de los supuestos actos de esta persona», indicó el mandatario del Partido Acción Nacional (PAN).

En el portal web del Gobierno del Estado, Gutiérrez Badillo aparece como parte del gabinete legal del mandatario en el puesto de secretario privado, con un salario mensual neto de 62 mil 824 pesos. Se describe como «responsable de administrar la oficina del gobernador ubicada en el Palacio de Gobierno».

En el video mostrado en redes sociales se observa a un presunto funcionario de Petróleos Mexicanos (Pemex) entregando bolsas de dinero en efectivo a dos hombres.

Estas personas fueron identificadas como Rafael Caraveo, quien fue secretario Técnico del Senado de la República y es cercano al exsenador Jorge Luis Lavalle Maury, y a Guillermo Gutiérrez Badillo.

Dichos de Lozoya «no son pruebas»

Domínguez señaló que los dichos del exdirector de Pemex «no son pruebas».

«La declaración de Emilio Lozoya corresponde a una petición de criterio de oportunidad. Lozoya estará dispuesto a decir lo que sea a cambio de perdón. Sus dichos no son pruebas», declaró hoy el gobernador de Querétaro por medio de un comunicado.

Domínguez lamentó la filtración de «declaraciones sin sustento que, además, violan el debido proceso», y afirmó que dichas filtraciones son mentiras.

«En todo caso, si las peticiones de un imputado como el señor Lozoya son esas, debe probarlas. Así lo ha señalado ya la Fiscalía General de la República», expresó en el comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: