AL VUELO/ Cambios

AL VUELO/ Cambios

Por Pegaso

¡Cómo vuela el tiempo y qué cambios ha habido en tan solo un año!

A estas alturas del 2019, nos preparábamos para celebrar las fiestas patrias y ya estábamos pensando en los regalos que recibiríamos en Navidad.

Nadie, ni Nostradamus, ni Mhoni Vidente, ni el Brujo Mayor, ni Walter Mercado, ni Los Simpsons ni yo teníamos una idea de horror que nos esperaba a la vuelta del siguiente año.

Hagamos un pequeño recuento de lo que hacíamos hace doce meses, cuando nos sonreía la vida y lo más que nos preocupaba era contraer alguna gripa:

-El 10 de septiembre, asistíamos al I Informe de Gobierno Municipal de Maki Ortiz, en el Centro Cultural, donde no cabía un alfiler.

-El 15 de septiembre participábamos en la conmemoración del 209 aniversario del Movimiento de Independencia. Hubo una multitudinaria tertulia y la gente disfrutaba de los grupos musicales que amenizaban el evento. A las 11:00 de la noche, la Alcaldesa dio el “Grito” y todos coreaban al unísono. Al día siguiente hubo un colorido desfile conmemorativo.

-El 20 de octubre estuvimos en el Car Fest, donde vino a inaugurar el conocido personaje de la serie “Mexicánicos”, Martín Vaca, acompañado de su hija Isabel.

-El 21 de octubre llegaba a Reynosa una corredora que seguía la ruta de la mariposa monarca.

-Ya para el 25 de octubre, empezaba a sentirse el frío y sacábamos nuestras garritas de invierno.

-El 31 de ese mismo mes, se llevaba a cabo el tradicional festejo a los muertos, en la plaza Miguel Hidalgo, con exhibición de altares y concurso de catrinas.

-El 13 de noviembre se celebraba la tradicional Muestra Gastronómica, la cual, me imagino, se suspenderá por este año porque los bufetes de comida y concentraciones aún están prohibidos, y no es posible hacerlo de manera virtual.

-El 16 de noviembre se realizaba la ceremonia de matrimonios colectivos, donde decenas de chavos, chavas y chavorrucos se echaron la soga al cuello.

-El 20 de noviembre celebrábamos el 109 Aniversario de la Revolución Mexicana. El evento fue presidido por la Alcaldesa en un punto del bulevar Morelos, con gradas para las personas que asistían a ver desfilar a sus chamacos.

-El 1 de diciembre se iniciaban los preparativos para honrar a la virgen de Guadalupe. Decenas de grupos de matachines recorrían las calles, desde las colonias más alejadas, hasta la parroquia del mismo nombre, en el centro de la Ciudad.

-El 3 de diciembre veíamos el deslumbrante desfile de luces y colores con que se iniciaba la temporada navideña.

-El 7 de diciembre por la noche, la Presidenta Municipal, Maki Ortiz, encabezaba el tradicional evento de encendido del pino navideño, en la plaza Miguel Hidalgo.

-El 8 de diciembre, un grupo de jovenzuelas vestidas de negro y morado protestaban en la plaza Hidalgo por la ola de feminicidios.

-El 9 de diciembre, el líder de la CTM, Reynaldo Garza Elizondo, ofrecía la tradicional posada a los periodistas, la cual considero que será la última, porque ahora prefiere sacarle la vuelta a los medios de comunicación.

-La noche del 11 de diciembre, miles de personas, congregadas en la parroquia de Guadalupe daban la tradicional serenata a la Morena del Tepeyac.

-El 24 de diciembre celebrábamos la Navidad en familia con una buena cantidad de tamalitos, champurrado, pavo relleno y alguna bebida espirituosa.

-El 25 de diciembre permanecíamos en nuestros hogares, disfrutando de los regalos recibidos: Calcetines, corbatas y demás chucherías que suelen regalarse en esa temporada.

-El 31 de diciembre, todo mundo en sus casitas, esperando el año nuevo y tragándonos apuradamente las doce uvas que representaban los buenos deseos para los siguientes doce meses.

No imaginábamos siquiera el horror que se gestaba allá, lejos, en el corazón de China, cuando a un chale ojos de rendija se le ocurrió comerse una sopa de murciélago.

Aunque los conspiranoicos prefieren pensar que el coronavirus fue creado y liberado en un laboratorio secreto para darle una rasuradita a la Humanidad.

Lo que siguió después es bien conocido: Empezaron a surgir cumbias del COVID-19 y algunos locos comenzaron a utilizar cubrebocas.

En el mes de marzo, las autoridades municipales decretaban la suspensión de actividades masivas, porque ya teníamos circulando entre nosotros el malhadado germen.

Tras este breve recuento, nos quedamos con el refrán estilo Pegaso: “La ocasión en que la existencia nos gesticulaba con regocijo”. (Cuando la vida nos sonreía).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: