Avisos tardíos, limpia en equipos… historias de ‘deserción’ en la Liga MX Femenil

Avisos tardíos, limpia en equipos… historias de ‘deserción’ en la Liga MX Femenil

Ciudad de México.- La pandemia del coronavirus significó un parteaguas en el futbol con el tema de los movimientos en cada equipo. Si bien esta situación llevó a algunos clubes de la Liga MX Femenil a limpiar futbolistas que no aportaban mucho en lo deportivo, también hubieron otras despedidas por motivos personales o algunas un poco más forzadas por las circunstancias.

Un total de 46 jugadoras no lograron volver a ubicarse en la Liga MX Femenil. Todas ellas se quedaron sin oportunidad de seguir jugando, pero hay casos, como el de Ana Paula Ruvalcaba, quien decidió que seguiría con sus estudios y dejar así los guantes colgados tras ser campeona del Apertura 2017 y sumar, en tres años, 890 minutos en 10 juegos. La arquera fue la única del Rebaño que aparece para este Guard1anes 2020 sin registro.

Mientras los hombres tienen opciones para seguir sus carreras como la Liga de Expansión o la naciente Liga de Balompié Mexicano, las mujeres futbolistas se ven en la necesidad de volver a una cancha de llano, torneos universitarios o esperar y regresar para el 2021.

DESILUSIONES Y SACRIFICIOS

Maité García es una futbolista que mientras estaba con el Atlético de San Luis tenía los planes de regresar a su tierra natal y jugar con Morelia, sin embargo, la venta del equipo cambió toda su perspectiva. En una fugaz videollamada, la directiva potosina le comunicó que su contrato no sería renovado. Entre la sorpresiva situación y la pandemia, la defensa perdió tiempo en la búsqueda de un equipo.

«La verdad es que cuando hablan con nosotras lo hicieron muy feo, una videollamada para decirnos que ya no nos iban a renovar. No quise moverme por todo lo de la pandemia y cuando ya quise moverme, era super tarde, todos los clubes estaban llenos, algunos bajaron sus cupos de jugadoras», dijo en entrevista con Mediotiempo.

Actualmente, García cumplió el objetivo de volver con su famila, pero por ahora trabaja y tiene un mejor sustento económico que le ayuda a prepararse de manera especializada para que el próximo año emprenda las pruebas en alguna institución.

«Ahorita estoy trabajando aquí en Morelia, preparándome en un entrenamiento individual. En lo económico me va mejor y mis papás me dijeron que si me iba mejor que me esperara y yo quiero seguir con ese sueño (de jugar en la Liga MX Femenil)», por lo que pese a que la jugadora percibe un mejor sueldo, la ilusión de volver a las canchas es mucho mayor aunque la remuneración sea mínima.

AVISO TARDÍO

La decisión de no continuar en las canchas profesionales apareció como un futuro forzado en la vida de Abigail de Jesús, la ahora exjugadora de Cruz Azul que contó para Mediotiempo que el aviso tardío por parte de su técnico Rogelio Martínez de que no formaría parte de la institución, le dejó con pocas vías de maniobra para buscar seguir con su sueño de jugar a los 28 años.

«No era mi plan estar fuera. Yo estaba en planes todavía, dieron de baja a mis compañeras primero. Una semana y media después me llaman y me avisan, los equipos ya se estaban reforzando, no me dio tiempo de buscar equipo», contó vía teléfonica.

Incluso, De Jesús se preparaba para ir a realizarse las pruebas de covid-19 en Jasso, pero la llamada de Martínez la dejó sin posibilidades y con la única opción de viajar a Ciudad Cooperativa para recoger sus cosas, pues por más que buscó ubicarse en otro club, la reducción en las contrataciones por la pandemia la dejó sin oportunidades.

«No fue justo para mí que me dieran las gracias después de que a mis compañeras ya se lo habían hecho. Yo solo hablé con el profe Rogelio, ya no tuve contacto con nadie más y me comentó que supuestamente fue por presupuesto», comentó.

En total, cinco jugadoras del equipo celeste no serán vistas de nuevo en la cancha para este Apertura 2020: Gabriela Herrera, Paola García, Wendy Gallardo y Sharon Barba.

SIN MINUTOS Y ENTRE LESIONES

Jugadoras como Vivina Michel del América o Mayte Wuaustorf, Franisamar Azpeitia, Blair Cassidy del Pachuca tuvieron el mínimo de minutos y no tenían cabida en los respectivos esquemas de sus técnicos. Incluso, Viviana fue un fichaje fallido de las Águilas para el Clausura 2019, pues una serie de lesiones nunca dejó que pudiera estar disponible.

Susana Abundiz y Deborah Romero son las otras dos exazulcremas que no lograron fichar con otra plantilla. Evelyn Sainz y Brena Vega se suman a las Tuzas que tampoco tuvieron buena suerte para seguir en este 2020 jugando.

UNA MUDANZA PRECIPITADA

En cuanto a Monarcas Femenil se refiere, casi todas las jugadoras lograron ubicarse, ya sea que siguieron el proyecto con Mazatlán Femenil, después de la compra del equipo para hacer la mudanza de la plaza, o algunas se ubicaron en otro clubes. Solo María Cruzaley, Guadalupe Ruíz, Nadia Barriga y Karen Martínez optaron por detener sus esfuerzos de buscar un lugar en la Liga MX Femenil.

EL RETIRO

Con 37 años de edad, Balbina Treviño anunció su retiro el pasado 5 de julio. La exportera de Rayadas y Necaxa agradeció el apoyo en su corta carrera, pues solo jugó durante un año: 15 partidos con las hidrocálidas en el Apertura 2019 y apenas uno con las regias en el C2020.

Un caso similar es el de Mabel Ramos quien regresó a las canchas gracias a Cruz Azul Femenil en el 2018 tras estudiar psicología y escribir un libro, y para el 2020 fichó con Gallos, pero su contrato fue rescindido y ya no continuó su carrera, hasta este momento no ha anunciado un retiro oficial. Junto a Ramos y de las 15 bajas queretanas, Luz Ruiz, Jazmín Alarcón Ramos, Daniela Vázquez, María Ochoca y Karen Espinosa no siguieron en la liga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: