Tiempos de Guerra/ Momentos de decisiones

Tiempos de Guerra/ Momentos de decisiones

Por: Chano Rangel

Sera a la mitad del presente mes, cuando los liderazgos en Tamaulipas, tendrán que definir y tener lista, las listas de los hombres y mujeres que deberán de competir en la próxima elección concurrente.

Son 9 diputaciones federales, 43 alcaldías y 22 posiciones para el congreso local, el partido en el gobierno (entiéndase Gobernador) prevé la primera junta de marras, en unas 10 o 12 días, donde el líder de la entidad, tendrá que definir las 9 posiciones a diputados federales, que son por ley, las más largas en proselitismo y las que en su contexto deberán de enmarcar la competencia férrea de Tamaulipas.

Las alcaldías y sus posibles candidaturas, podrán esperar hasta enero, para que los suspirantes, no se vayan con un regalo de navidad o día de reyes con regalos anticipados.

Los ojos están puestos en Reynosa, la lucha se ha cerrado a una terna, Chuma Moreno, Javier Garza De Coss y Gerardo Peña, de esa tripleta saldrá el que deberá competir y ganar porque el mandatario no se puede dar el lujo de perder su cuna natal, la ciudad que ya gobernó y desde donde comenzó sus sueños de ser gobernador.

Para esta elección, el PAN tiene en la alcaldesa Maki Ortiz, un baluarte, un garbanzo de a libra, y para muestra es el más reciente reconocimiento que sus colegas alcaldes del país, le han entregado por su labor al frente de Reynosa.

En el 2021, tendrá que ser el momento de olvidar rencillas, de agravios y desacuerdos, porque para los reynosenses está claro, que el edil Ortiz Domínguez, cuenta con todo el respaldo popular de los reynosenses y el partido en el poder no se puede dar el lujo de perder una ciudad como Reynosa, cuna y proyecto político de todos los involucrados actualmente.

Casos como el Tampico, Madero, Altamira y Mante, salvo los altamirenses, son fáciles de resolver, irán por la reelección y en el caso de Altamira el candidato panista es el más fuerte y ganaría sin contratiempos, en Madero, un diablito y lobo de la política, podría ser quien arrebate la alcaldía a Adrián Oseguera. Si no sabe el nombre le doy un dato, es notario público.

Para la frontera, donde está el mayor número de votos, las cosas tienen rumbo salvo Matamoros, que se ve complicado el panorama, frente al trabajo del edil Mario López, y dónde Morena, podría tener su mayor bastión de competitividad.

Del mismo modo, en Reynosa, los guindos se irían con Claudia Hernández, quien tiene la venia del súper delegado y del partido en Tamaulipas, dejando fuera al híbrido de Armando Zertuche. Y en Nuevo Laredo, Chava Rosas, lleva mano y los números le dan la razón. En diciembre se toman decisiones, y es momento de competencia interna.           

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

Cuando Maquiavelo aconseja al príncipe de tener siempre a la mano un enemigo, y si no es así buscarse uno, también la recomendación fue que este fuera inteligente y no medio sonso; porque sería quien marcará la pauta y la crítica.

Parece que este libro no lo ha leído el presidente López Obrador, que sigue luchando con sus demonios internos, mientras el país se cae a pedazos, por su intransigencia y estancamiento del pasado que lo corroe.

Del futuro mejor ni hablar, el retroceso es evidente y el populismo de las masas, se acabara cuando los pocos dineros que aún quedan se tiren y despilfarren como ha sido hasta este momento.

chanorangel@live.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: