AL VUELO/ Reseteados

AL VUELO/ Reseteados

Por Pegaso 

Andaba yo volando allá, por el despejado pero gélido cielo de Reynosa, tratando de ver la conjunción Júpiter-Saturno que tendrá su máximo acercamiento este lunes 21 de diciembre, coincidiendo con el Solsticio de Invierno.

En las redes sociales y en la propia Internet, ya salieron muchos “especialistas” que dicen saber qué pasará a partir de esta fecha.

“El Gran Reseteo”. En inglés, “The Big Reset”, es lo que dicen que están preparando desde las más altas cúpulas del poder para imprimir un nuevo estilo de vida o un nuevo orden mundial,

Quiero tranquilizar a mis dos o tres lectores al decirles lo siguiente: La conjunción planetaria Júpiter-Saturno no tiene nada que ver con lo que ocurre en La Tierra.

Los mismos conspiranoicos aseguran, y ajustan las fechas de tal forma que en cada conjunción de estos dos planetas, siempre muere un Presidente de los Estados Unidos.

La conjunción o acercamiento de Júpiter con Saturno sucede cada 20 años, aproximadamente, pero cada 800 años se juntan tanto que casi parecen uno, por eso se le llama comúnmente “La Estrella de Belén” o “La Estrella de los Reyes Magos”.

Pero para algunos, será este precisamente el momento escogido por las élites mundiales para hacer “El Gran Reseteo”. Una fecha simbólica que no pueda olvidarse en mucho tiempo, porque habrá cambios importantes en la manera en que debemos comportarnos ante el medio ambiente, ante pandemias como la del COVID-19 y ante los nuevos paradigmas de la economía mundial.

Recordemos que algo parecido pasó en 1999 para pasar al 2000. Se decía que iba a haber un colapso mundial porque había un error de programación de las computadoras y éstas no sabrían cómo procesar el cambio. A final de cuentas, no ocurrió nada porque se hicieron los ajustes necesarios. Pero coincidirán conmigo de que el mundo, desde entonces, ya no fue el mismo, porque vinieron después una serie de eventos inéditos, como el derrumbe de las torres gemelas y el cambio climático.

“El Gran Reseteo” o “El Gran Reinicio”, como también se le llama, es una propuesta que se hizo en el Foro Económico Mundial para reconstruir la economía después de la pandemia.

La presentó el Príncipe Carlos de Inglaterra… Sí, el que fue esposo de Lady Di, que después le puso los cuernos con Camilla Parker y a su vez, Diana se los puso con aquel árabe con quien falleció al tratar de escapar en París de un papparazzi.

En mayo de este año, el príncipe Charli y el Director del Foro Económico Mundial Klauss Schwab, fueron los autores de este nunca visto plan.

La pandemia de coronavirus, en realidad, es una oportunidad para dar forma a un nuevo orden económico mundial, que pondrá al mundo en camino hacia la sostenibilidad, mediante el respeto al medio ambiente, la corresponsabilidad social frente a las enfermedades globales y el término del neoliberalismo como modelo económico dominante,-aseguran.

De esta manera, los conspiranoicos han elaborado una complicada teoría donde los dirigentes mundiales, incluyendo los que manejan el Club Bildemberg y las sociedades secretas, crearon el coronavirus para establecer las necesarias condiciones a fin de reestructurar los gobiernos del mundo.

Alegan además que los objetivos principales del “Gran Reinicio” son los de tomar el control económico global, instaurar un régimen totalitario marxista y el llamado Nuevo Orden Mundial.

¡Échense ese trompo a la uña!

O lo que es lo mismo, quieren hacer creer que una conjunción planetaria, que en realidad nada tiene que ver con los hechos que ocurren en La Tierra, será la señal para los cambios que se vienen a nivel global.

Son los criminales dueños del dinero los que impulsan este tipo de cambios, siempre buscando su propio beneficio: Los Rockefeller, los Morgan, los Du Pont, los Bush.

Son la mano que mece la cuna, los miembros distinguidos del Club Bildemberg, los que pusieron y quitaron a El Trompas, los que manejan por debajo de la mesa a los gobiernos de Rusia, China, Estados Unidos y Europa, los que están interesados en crear un nuevo orden mundial.

Coincido en algunas cosas con los conspiranoicos, pero en otras no.

A final de cuentas no sería nada raro que un grupo de megalómanos millonetas se junten para decidir de qué manera pueden seguir conservando o incrementando sus gigantescas fortunas, mientras que el 99.99999999% de la población mundial nos hacemos cada vez más pobres.

Por lo pronto, prepárense, porque vamos a ser reseteados, como las computadoras o los teléfonos.

Termino mi colaboración de hoy con el refrán estilo Pegaso: “Reflexiona de manera negativa y serás poseedor de la verdad”. (Piensa mal y acertarás).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: