AL VUELO/ Crisis

AL VUELO/ Crisis

Por Pegaso 

Estoy pasando por una crisis existencial.

No lo sé. Tengo varias dudas.

Por ejemplo, ¿hay congruencia en los Teoremas de Incompletitud de Gödel?¿Qué implicaciones tiene la Hipótesis del Continuo de Cantor? Y por último, ¿cuántas Proposiciones de Hilbert pueden resolverse sin caer en contradicciones?

Y la más difícil: A poco de convertirme en un venerable sesentón, ¿qué me depara el futuro?

A lo más que puedo aspirar es a lograr una raquítica pensión de mi Fondo de Ahorro para el Retiro.

Hay quienes me invitan a aprovechar algunos resquicios de la Ley del Seguro Social, donde, por ejemplo, si empecé a cotizar antes de 1997, tengo grandes beneficios y puedo, por así decirlo, pagar yo mismo o que algún patrón me contrate, con un salario alto.

Pagaría unos 6 mil pesos mensuales al IMSS por los cinco o seis años que me restan para cumplir los 65, pero recibiría hasta 30 o 40 mil pesos mensuales por concepto de jubilación.

Lo malo es que no hay muchos patrones que paguen 6 mil pesos mensuales de cuota porque eso significaría que te paga arriba de 30 mil por mes.

Y pagarlo uno mismo, está difícil.

Pero aparte, si el IMSS decide hacer una inspección a la empresa donde trabajas y si te cacha que estás haciendo chanchullo, hasta al bote puedes ir a dar.

Por eso, mejor me quedaré con mi retiro de 2 mil pesos mensuales.

Lo malo es que con eso no vive ni siquiera un monje recoleto, menos yo, que estoy acostumbrado a ir al cafecito en la mañana, echarle cien pesos de gasolina diarios al carro y llevar de vez en cuando a mi Pegasita a cenar.

Dos mil pesos al mes son algo así como 500 pesos a la semana, o 75 pesos diarios, menos de la mitad del salario mínimo, que ahora ya está por arribita de los 200 pesos.

Y como yo, hay miles, millones de trabajadores que dieron su vida para ser productivos y sacar adelante a sus familias, pero en el ocaso de su vida solo pueden esperar privaciones y miseria.

Entender el sistema de pensiones del IMSS es aún más difícil para mí que digerir el Teorema de Incompletitud, la Hipótesis del Continuo y las Proposiciones de Hilbert juntas.

En Estados Unidos, un trabajador se jubila y vive cómodamente lo que le resta de vida, se la pasa jugando en los campos de golf o se dedica a viajar. En México, llegas a la edad de jubilarte y ya valiste madre, porque una buena parte de los mexicanos ni siquiera cotizó, o cotizó muy poco al Seguro Social, y los que tienen suficientes semanas, reciben una porquería.

Si es cierto como aseguran algunos que vamos a un sistema socialista, yo veo que en países como Cuba, Venezuela o Chile no están mejor que México.

Alguien dirá por ahí que China, Yugoslavia y la Unión Soviética sí tienen mejor nivel de vida que en nuestro país, pero yo les contestaría que esas naciones, a la fecha, solo son socialistas de a mentiritas, porque han adoptado desde hace varios años mucho del sistema capitalista.

Por ese mismo motivo, los viejitos que reciben ayuda del Gobierno, mediante sus programas electoreros, esperan con ansias que llegue el mes siguiente para cobrar sus dos mil devaluados pesos que les manda el Pejidente.

Mis problemas existenciales, hasta donde yo veo, son compartidos por millones de personas a lo largo y ancho del país.

Este Gobierno, y los que lo antecedieron, aman tanto a los pobres, que han hecho todo lo posible para incrementar su número.

Solo que en los dos años que tiene el actual Gobierno cuasi socialista, la cantidad de pobres se incrementó a cifras récord.

Y si yo me consideraba de la clase media, ahora he bajado como dos o tres escalones.

Me despido con el refrán estilo Pegaso: “Mísero del desposeído que al paraíso no puede acceder; lo perjudican aquí y lo perjudican allá”. (Pobre del pobre que al cielo no va, lo chingan aquí y lo chingan allá).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: