Rechaza Macron la dimisión de la primera ministra francesa

Rechaza Macron la dimisión de la primera ministra francesa

París. La primera ministra francesa, Elisabeth Borne, presentó este martes su dimisión a Emmanuel Macron después de que el partido en el poder perdiera su mayoría legislativa en las elecciones del domingo, pero el mandatario no la aceptó.

Según la presidencia francesa, el jefe de Estado desea que el gobierno «siga trabajando y actuando», por lo que Borne se mantendrá en el cargo, y va a reunir al gobierno este martes.

La coalición de Macron ¡Juntos! obtuvo 245 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional (cámara baja), es decir le faltan 44 escaños para llegar a la mayoría absoluta.

El frente de izquierdas, llamado Nupes, que reúne a la izquierda radical, ecologistas, comunistas y socialistas, logró 137 y la ultraderechista Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen, 89, cifra que multiplica por once los diputados logrados por esta formación en 2017.

Dimisión natural

Es habitual que tras las elecciones legislativas el jefe de gobierno ofrezca su dimisión. En general, el presidente la acepta y vuelve a nombrarlo en el cargo.

Sin embargo, este martes, Emmanuel Macron eligió rechazar esta dimisión ritual cuando se presenta ante él una serie de obligaciones internacionales (Consejo europeo, G7, cumbre de la OTAN) a partir del jueves.

Antes de todo ello, el presidente francés va a llevar a cabo «las consultas necesarias» con otros partidos de oposición para presentar «soluciones constructivas», según precisó su servicio de comunicación

Así, Macron, que fue reelegido en abril para una segundo mandato de cinco años, recibirá este martes y el miércoles a los jefes de los partidos de la oposición.

Macron ya se reunió en la mañana del martes con el presidente de Los Repúblicanos (LR, derecha) y el primer secretario del Partido socialista (PS).

La Francia insumisa (LFI), partido líder del frente de izquierda Nupes liderado por Jean-Luc Mélenchon, prevé depositar una moción de censura contra el gobierno el 5 de julio.

Si una mayoría de los diputados la votara –lo que necesitaría un improbable acuerdo entre la izquierda, la derecha y la extrema derecha– el gobierno caería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: